fbpx

Coordinación del ensayo de la ceremonia - Éxito

Un ensayo puede ser la oportunidad de limar asperezas de última hora antes de la ceremonia propiamente dicha. Los ensayos suelen celebrarse la víspera de la boda, pero pueden adelantarse si a las partes les viene mejor. El ensayo debe durar unas dos horas y celebrarse en el lugar de la ceremonia.

Como organizador de la boda, es muy probable que parte de tu trabajo consista en dirigir el ensayo e instruir a todas las partes implicadas junto con el oficiante. Es una buena idea ponerse en contacto con el oficiante antes del ensayo para hablar de tu papel en la ceremonia y del nivel de implicación que le gustaría que tuvieras.

Si se planifica una ceremonia religiosa, el oficiante asumirá un papel más importante en la dirección que en el caso de una ceremonia civil o no confesional, en la que la pareja y vosotros habéis estado más implicados en la planificación conjunta de una ceremonia única.

A quién va dirigido

El mejor plan de acción es asegurarse de que todas las partes implicadas en la ceremonia estén presentes en el ensayo, incluidos los novios, el oficiante, el padre (y posiblemente la madre) de la novia, todos los asistentes nupciales, incluidos el portador del anillo y la niña de las flores, los ujieres, los músicos y cualquiera que vaya a realizar una lectura u oración (si es necesario).

Se ruega a los participantes que no lleven consigo a sus cónyuges, hijos o amigos y familiares, ya que pueden distraerles.

Antes de empezar el ensayo, conviene:

  • Confirmar quiénes firmarán el certificado de matrimonio como testigos
  • Coloca los accesorios de la ceremonia (velas para la ceremonia de la vela de la unidad, vasos de precipitados para la ceremonia de la arena, etc.).
  • determinar la mejor ubicación para el libro de visitas
  • encargarse de cualquier otro detalle de última hora.

El ensayo da a cada miembro del cortejo nupcial y a los demás participantes la oportunidad de saber cuál es su papel y de practicarlo. Es especialmente importante que los novios practiquen, para que se sientan cómodos con sus papeles y puedan relajarse y disfrutar el día de la boda. Deberían practicar:

  • Caminar hacia el altar (para la novia)
  • pasar el ramo (para la novia)
  • determinar dónde se situarán
  • arrodillarse (si procede)
  • firma del certificado de matrimonio
  • intercambio de votos
  • intercambio de anillos
  • intercambios o bendiciones especiales.

Una vez que todos hayan terminado el ensayo y ensayado sus partes, es una buena idea hacer un repaso verbal de la ceremonia y repetir todas las instrucciones. Además, permite que cada participante aclare cuáles son sus obligaciones y que haga cualquier pregunta si está confuso o no lo entiende. Puede ser útil crear un itinerario/lista de comprobación de la boda para entregar a todos los miembros del cortejo nupcial (véase la página 33, por ejemplo).

Cena de ensayo

A algunas personas les gusta celebrar una cena o fiesta después del ensayo. En ella suelen participar todas las personas que intervienen en la ceremonia (incluido el oficiante) junto con sus parejas, los padres y hermanos de los novios, los invitados de fuera de la ciudad y, posiblemente, el presentador del banquete y su pareja. Es tradición que los padres del novio sean los anfitriones de la cena de ensayo; sin embargo, a veces los propios novios u otros miembros de la familia se implican en la planificación y/o la organización.

En el material didáctico encontrarás un ejemplo de itinerario para el día de la boda (te conviene ser muy organizado).

Bienvenido de nuevo,

todo está donde lo dejaste.

Por favor, vaya a Mi Cuenta para ver su Curso. ¡Disfrute aprendiendo!